lunes, 6 de octubre de 2008

LA MODERNIZACION












Se inicia la rutina, los playeros de verano empiezan ha desaparecer tal y como el calor va disminuyendo, y volvemos a reencontrarnos con nuestro rincón favorito.


Pero he aquí que nada es eterno y que todo cambia. La modernización está llegando hasta lugares donde todo parecía no cambiar nunca. Empiezan a controlarse los aparcamientos, a poner bordillos en las playas y a inundar de asfalto, caminos inimaginables pocos meses atrás.


Por un lado trae cierta comodidad, menos polvo y más facilidad de acceso, pero por otro perdemos la esencia de uno de los pocos rincones naturales que nos quedan.


A pesar de ello encontramos nuestro sitio y pusimos nuestra concentración en pasar otro finde con algo de olitas, sin pena ni gloria, a pesar de que las predicciones auguraban algo mejor.