miércoles, 14 de noviembre de 2012

NUNCA MAIS¡¡¡¡¡ QUE NO SE OLVIDE

DIEZ AÑOS.

Parece mentira  pero ya han pasado DIEZ AÑOS, y todavía no ha empezado realmente el proceso sobre aquél accidente.
No tenemos responsables, solo tres chivos espiatorios, sentados en el banquillo de los acusados, que en el mejor de los casos, no llegarán a cubrir ni una milésima parte de los daños ocasionados, o se declararán insolventes a la hora de afrontar la pena judicial.
Pero realmente esto no sería justo, posiblemente alguien tendrá que mirar más allá del accidente, alguien tendrá que analizar, porqué estos mercantes pasan su "ITV" sin estar en condiciones óptimas, porque se les permite navegar en condiciones de temporal, porqué las rutas comerciales de productos peligrosos y nocivos, no están controladas y limitadas en sus trayectorias, etc, etc...

La responsabilidad en el mar va más allá del capitán de la embarcación, tiene que llegar a las autoridades Europeas que además de  regular el tráfico marítimo, controlen todos los requisitos indispensables para una navegación segura y respetuosa con el medio ambiente.
Hace diez años, sin saberlo, me estaba preparando para una experiencia, que me impactó profundamente.
Por aquellas fechas trabajaba para el CESIC y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, con fotografía y videos sobre diferentes trabajos en el PARQUE NACIONAL DOÑANA,

Una noche me llamaron para ver si estaba disponible para fotografiar y filmar el mayor desastre medioambiental que había ocurrido en el PARQUE NACIONAL DE LAS ISLAS  ATLANTICAS compuesto por las ISLAS CIES, ONS Y SALVORA, primer frente antes de la costa Gallega.
Afortunadamente pude dedicarle mucho tiempo durante más del año que tardaron las labores de limpieza de esa zona, además del resto de la costa Gallega.
La primera Isla que visitamos fueron las CIES, después de un reconocimiento aéreo de la zona de la que grabamos algunas imágenes demoledoras.
Mis primeras sensaciones  fueron de impresión, impotencia, depresión y por supuesto decepción de la raza humana.

El negro brillante del chapapote que lo impregnaba todo y sobre todo el olor tan intenso que desprendía, se quedaron grabados en mi mente.
Con el tiempo y después de observar el tremendo esfuerzo humano que se desplegó por toda Galicia, me di cuenta que no se puede generalizar, que la culpa no es del hombre en general, sino de esa clase de gente sin escrúpulos que cotizan a costa de nuestro planeta.
Os dejo algunas imágenes y vídeos de lo que fueron esos días de desesperación, trabajo incondicional y solidaridad.
Interesante el último vídeo con una inspección de los fondos marinos un año después.

EN RECUERDO DE LO QUE PASO, PARA QUE NO VUELVA A OCURRIR.
Voluntarios al Trabajo













UNOS VIDEOS DE LA EPOCA:
Un poco del Parque Nacional y su entorno
l
LAS PRIMERAS IMÁGENES DEL DESASTRE

Un VISTAZO A LOS FONDOS MARINOS un año despues