viernes, 25 de abril de 2008

LAS COMPAÑERAS TAMBIEN HABLAN...

Aquí va el primer relato femeníno del Diario del Legend, con la intención entre otras muchas de que no sea el último, ya que estoy segura que hay muchas féminas que comparten este pequeño y gran mundo.
Para empezar, diré que no soy surfera de profesión ni de vocación,sólo acompañante desde hace muchos año del MMST.Mi nombre es M.José, estoy casada con Juanjo,más conocido como el Legend y soy madre de los Surfernandez.Mi primer viaje surfero fuè a principio de los años ochentas cuando con Luisma ,Clara y Juanjo, coincidiendo con la S.Santa decidimos cambiar el olor a incienso para descubrir algún paraíso con olas en las costas portuguesas…Y vaya si lo encontramos...Después de ir de aquí para allá,vimos un letrero que ponía Praia do Arrifana y tras bajar una pendiente considerada acompañada de varias curvas considerables, allí estaba el lugar perfecto.Las olas se marcaban en el horizonte con una bonita puesta de sol,aquel paisaje y lo que sentí en aquel momento,aún después de casí treinta años perduran en mi memoria.Fué a partir de ahí, cuando empecé a valorar cosas que hasta entonces me habián pasado desapercibidas y cada vez que podíamos nuestro destino los fines de semana era Portugal y creedme no era facil de llegar…el barco,la carta verde ,carreterras rurales,pero todo merecia la pena.Recuerdo que cuando por fin llegabamos después de casí seis horas de viaje poniamos la canción de LA DOLCE VITA y es que aquello verdaderamente empezó a ser parte de nuestra vida.Desde entonces hasta ahora,algunos o muchos años después,afortunadamente seguimos haciendo lo mismo,eso si, hemos cambiado la tienda de campaña por una autocaravana,pero he de decir que también aquello tenía su encanto.Ni los tres embarazos ni siquiera cuando iba prácticamente con tres bebés ,fueron impedimento para seguir cumpliendo fielmente con nuestra cita semanal a las costas portuguesas.Mis hijos también empezaron a disfrutar de nuestras escapadas y con menos de dos años empezaron ha hacer sus pinitos,primero con el body y después con las tablas…hoy por hoy lo siguen haciendo.Me gusta cuando llego abrir la puerta de la furgoneta y saborear el olor a mar,me gusta levantarme y ver un horizonte amplio,me gusta pasear por la playa,ver a mis amigos y a mi familia como disfrutan haciendo surf y participar con ellos en la cena de los comentarios y ocurrencias de las viejas glorias , como aquel comentario ya mítico de Nube Negra:"Ya no soy ni sombra de lo que nunca fui".Para ir concluyendo diré que en cada salida conoces a gente nueva y conoces mejor a los que ya conoces.Lo que me ha aportado el surf y es mucho, es que he tenido la suerte de conocer a gente maravillosa… compartir con ellos una comida,una ilusión e incluso una inquietud,es algo difícil de explicar,hay que sentirlo.Así que espero poder seguir disfrutando de todo esto durante mucho tiempo con todos vosotros.Gracias al MMST por estar siempre ahí y ayudar a que esta pasión siga latente día a día.Una surfera no de vocación pero si de corazón.

2 comentarios:

Zololkis dijo...

See Please Here

tigredegros dijo...

Aupa hay "Surfera de corazón" , mi mujer piensa como Tu , sige así