martes, 11 de noviembre de 2014

PREPARARSE FISICAMENTE PARA OLAS GRANDES DECISION DE VIDA O MUERTE


Llega el invierno, con sus fríos y sus olas y nuestras ganas de surfear nos puede llevar a acercarnos a nuestros propios  límites.
No hablo de surfear olas de las clasificadas XXL, sino simplemente de poder estar en el agua con garantías cuando el mar sube de los dos metros.
Personalmente creo que lo más grande de lo que tengo constancia gráfica, puede ser la ola que os presento en esta fotografía, ridícula al lado de los grandes olores, pero para ser surfero de fin de semana creo que ya está bien.

El potencial de la ola, su fuerza, las toneladas de agua que mueve y nuestro estado físico y mental están deben de estar directamente relacionados. Todo cambia cuando la ola pasa de determinado tamaño, todo se vuelve mucho más duro, el agua se convierte en asfalto, las gotas de agua que desprende la ola al romper, en pedradas, las distancias se hacen interminables, los movimientos de agua con sus corrientes se convierten en cientos de metros, la profundidad de cada pato o de cada caída se multiplica por el tamaño de la ola, y te sientes pequeñísimo junto a tanta bestialidad.
Por otro lado el espectáculo es impresionante, el punto de vista que te regala el poder nadar entre esas bestias, no tiene comparación, ni siquiera en las imágenes que pueda grabar cualquier cámara que uno pueda tener en el agua, pero para poder disfrutar de esto, necesitamos estar relajados y seguros de nuestras posibilidades.
Considero que los que se dedican especialmente a surfear olas gigantes, son atletas tipificados al más alto nivel que necesitan una preparación física y síquica muy especial para poder llegar a codearse con una de las mayores fuerzas que existen en la naturaleza.
Una buena preparación física es fundamental además de una vida sana y alimentación en consecuencia.
Trabajaremos la capacidad pulmonar, la resistencia cardiovascular, la elasticidad de nuestro cuerpo, la resistencia física y la explosión en nuestros músculos para llegar a un equilibrio completo.
El yoga y las rutinas físicas en los entrenamientos nos ayudarán a ir aumentando nuestra capacidad física y por lo tanto nos dará una mayor seguridad en condiciones extremas.
Algunas claves básicas que nos ayudarán:
1.- APRENDE A LEER LOS PARTES METEOROLOGICOS PARA QUE TE AYUDEN A SELECCIONAR EL MOMENTO ADECUADO.
2.- ESTUDIA BIEN EL PICO, SUS CORRIENTES, LA CADENCIA DE LAS OLAS Y COMO ROMPEN LAS SERIES EXTREMAS.
3.- NUNCA COJAS LA PRIMERA OLA DE UNA SERIE DE OLAS GRANDES
4.- DEJA QUE LA ESPUMA SEA LA QUE CONTROLE TU CUERPO BAJO EL AGUA, no intentes nada hasta que no te deje suelto.
5.-SIEMPRE EN EL AGUA CON ALGO PUESTO QUE TE DE FLOTACION SUFICIENTE, NEOPRENO O CHALECO ANTI IMPACTO, si no necesitas neopreno.
6.-CONTROLAR EL PANICO, es parte fundamental para estar en el agua.
7.-INTENTAR SALIR DE SITUACIONES COMPLICADAS DE LA FORMA MAS RAPIDA, teniendo siempre estudiado el sitio donde surfeas, corrientes, entradas, salidas etc.
8.-APRENDE A CAERTE, siempre intentando terminar lo más lejos de la tabla posible.
9.-NUNCA INTENTAR SALIR SOLO DEL AGUA, si pierdes la tabla debes buscar ayuda, antes de intentar salir a nado.
10.-MANTEN UN ENTRENAMIENTO FISICO Y MENTAL ADECUADO, te pueden salvar la vida.
Os dejo un video de la preparación al más alto nivel.