lunes, 26 de septiembre de 2016

TERMINA EL ISA WORLD JUNIOR SURFING CHAMPIONSHIP


Llega el dia decisivo con las semifinales y finales de este ISA world Junior. Amanece despejado y con un considerable aumento del mar, olas rápidas, espectaculares, pero muy complicadas para los deportistas, ya no te  cuento para nosotros los mortales.
Ariane Ochoa
Comenzamos tempranito como de costumbre, con Nadia Erostarbe en el agua. Comienza muy bien con una ola de un 5, y toda la manga por delante para buscar una segunda ola que la coloque entre las dos primeras, pero el tiempo pasa y la ola de Nadia no llega, quedando en cuarta posición y séptima en el ranking mundial.
Turno para Ariane Ochoa, que entra segura y con ganas de comerse las semis y la final, pero la parte variable de este deporte es tan amplia como su recorrido, y a pesar de tener un par de olas de mediana puntuación no hubo manera de que le tocara el turno de prioridades con una ola con posibilidades de puntuar. Cuarta posición y empatada en la séptima posición en el ranking mundial con Nadia.
Termina esta larga y complicada competición, con mucho de donde aprender, sobre todo a nivel Federativo, donde hemos comprobado como trabajan otras selecciones, de que medios disponen y como llegan los resultados.

Nadia Erostarbe
Francia es rival en el Europeo y el Mundial y llevamos muchos años a su sombra, sin poder compararnos, porque los medios y apoyos institucionales de los que disponen los franceses son desde hace tiempo, infinitamente superiores a los nuestros, traduciendo se al final en resultados.
Francia se proclama CAMPEONA DEL MUNDO ISA, seguida de AUSTRALIA, HAWAII y JAPON.


España queda en una digna duodécima posición, contando con los problemas de última hora, como la lesión de Luís Diaz.
Roberto se empecina en seguir retransmitiendo este caos que nos envuelve, tratando de entrevistar a las deportistas semifinalista y además pidiendo impresiones al equipo técnico que en esta ocasión está representado por Ricardo Bilbao
Os dejo el poscat, por lo menos para que lo escuche alguien